martes, septiembre 15

Un poemita de César Moro

martes, septiembre 15
Hola bellezas, ¿cómo están?

Les debo no una sino mil disculpas por mi larga desconexión. Discúlpenme, pero un millón de cosas que hacer han surgido, nuevas experiencias han aparecido y todo anda medio confuso. Para remate ni siquiera tengo la fuerza del comienzo, mi cabeza está un poco cansada. Tengo algunas ideas, pero no llego a concretarlas. Imagino que todo cambiará con el transcurso de los días o semanas, hasta entonces les pido que aguarden. Me gustaría regalarles una nueva historia cada día, pero bueno, también llegan estas épocas en las que es imposible escribir, imaginar, crear. Y por más que me siento inútil y bajoneada tengo que saber esperar y tener fé. Cada día me acerco y me cuesta más entender el poder de la esperanza, de confiar que al final todo saldrá como se desea, como ardientemente se quiere que suceda, a pesar que las cosas muchas veces parezcan oscuras, al final hay un cachito de luz aguardando... una gotita de agua que ilumina el universo entero y es mágica.

Les comparto un hermoso poema de César Moro, quien siempre que lo leo me sorprende como no tienen idea. ¿Conocen la quinta carta a Antonio? Si no la conocen, en pocos días se las postearé, es hermosa. Hasta entonces, disfrutemos de esta joyita.
Los quiero mucho.
Besos



































Apareces
La vida es cierta
El olor de la lluvia es cierto
La lluvia te hace nacer
y golpear a mi puerta
Oh árbol
Y la ciudad el mar que navegaste
Y la noche se abren a tu paso
Y el corazón vuelve de lejos a asomarse
Hasta llegar a tu frente
Y verte como la magia resplandeciente
Montaña de oro o de nieve
Con el humo fabuloso de tu cabellera
Con las bestias nocturnas en los ojos
Y tu cuerpo de rescoldo
Con la noche que riegas a pedazos
Con los bloques de noche que caen de tus manos
Con el silencio que prende a tu llegada
Con el transtorno y el oleaje
Con el vaivén de las casas
Y el oscilar de luces y la sombra más dura
Y tus palabras de avenida fluvial
Tan pronto llegas y te fuiste
Y quieres poner a flote mi vida
Y sólo preparas mi muerte
Y la muerte de esperar
Y el morir de verte lejos
Y los silencios y el esperar el tiempo
Para vivir cuando llegas
Y me rodeas de sombra
Y me haces luminoso
Y me sumerges en el mar fosforescente donde acaece tu estar
Y donde sólo dialogamos tú y mi noción oscura y pavorosa de tu ser
Estrella desprendiéndose en el apocalipsis
Entre bramidos de tigres y lágrimas
De gozo y gemir eterno y eterno
Solazarse en el aire rarificado
En que quiero aprisionarte
Y rodar por la pendiente de tu cuerpo
Hasta tus pies centelleantes
Hasta tus pies de constelaciones gemelas
En la noche terrestre
Que te siga encadenada y muda
Enredadera de tu sangre
Sosteniendo la flor de tu cabeza de cristal moreno
Acuario encerrando planetas y caudas
Y la potencia que hace que el mundo siga en pie y guarde el equilibrio de los mares
Y tu cerebro de materia luminosa
Y mi adhesión sin fin y el amor que nace sin cesar
Y te envuelve
Y que tus pies transitan
Abriendo huellas indelebles
Donde puede leerse la historia del mundo
Y el porvenir del universo
Y ese ligarse luminoso de mi vida
A tu existencia

De César Moro en La Tortuga Ecuestre.
La imagen es de Gloria Lizano Lopez.

4 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso poema. gracias por compartirlo.

Un abrazo
Saludos fraternos.

Lady Macbeth dijo...

Wow, querida Inés:
Por mi parte, no necesitas pedirme perdón alguno. Bastante me has proporcionado, y todavía tengo lecturas para rato. Recuerda que la literatura, tiene la ventaja de durar y perdurar, aún cuando el libro o borrador se destruyan, quedarán las letras, y la voz, y la imaginación. Y aunque nos quitasen también esto, ten por seguro, mi querida Inés, que la huella que dejan las palabras es, como dice este maravilloso poema, "indelebles".
Gracias por este poema, a ti, y a César Moro.

SOBRELAHUELLACAFETERA.BLOGSPOT.COM dijo...

COMO QUIEN SÍ QUIERE LA COSA, ME AVASALLO ANTE TUS LETRAS. ENTRE TU PROSA DESILAN EMOCIONES QUE ME LLEVAN A CONOCER AL SER QUE ESTÁ AL OTRO LADO DEL ESPEJO, DE LA PLAYA, DEL SOL.

Me gusto. Mi nombre es Mauricio y la invito a que visite mi blog: SOBRELAHUELLACAFETERA.BLOGSPOT.COM

Alicia Kinomoto dijo...

Bienvenida tu sensibilidad!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Historias eróticas de Inés © 2008. Design by Pocket